Friday, November 10, 2006


Morningwood, "Morningwood", 2006

Lo dijo Daniel Clowes, y lo dijeron en Strange Days: el día que todas las combinaciones posibles se hagan, ese día será el fin del mundo. Y después de oír a Morningwood el panorama no es alentador. El disco no es necesariamente malo, pero la ola del revival new wave ya ha dado lo poco que podía dar. Parece que muy pocos están tratando de inventar algo nuevo o al menos diferente. El mayor problema es que esto ya lo hemos oído demasiadas veces en otros sitios. Los dos primeros temas son bastante buenos y sin duda lo mejor del disco: Nü Rock y Televisor. Los restantes son tan parecidos y normales que no se pegan al cerebro, excepto si piensas machacarlo una y otra vez, ¿pero para qué? A veces suenan como Hillary Duff (Avril Lavigne perdió el supuesto trono de la chica pop rebelde... ahora todas son "rockeras") y a veces como a unos Yeah Yeah Yeahs sin pretensiones y muy normalitos. El disco es divertido, pero a pesar del brillo, el glam, el bajo y el hi-hat, y la remembranza de los setenta, hay cosas más divertidas. No hay una voz propia y sólo queda para pasar el rato, siempre y cuando sea cortito, por favor.

4 comments:

arepa con chorizo said...

Este disco es muy malo.

m . a . said...

es ahi... y lo que es ahi es como nada, dos canciones como mucho.

Dr. Calamar said...

Yo a veces prefiero las cosas horribles que las cosas ahí, y esto es... ahí.

m . a . said...

toda la razon tenes.